Grupo de Asalto

Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

ESTRUCTURA DE UN GRUPO DE ASALTO

La tendencia general e internacional suele estar basada en equipos de entre 5 y 7 personas. Aunque también se trabaja con equipos de hasta 12 y más individuos.

Esto depende principalmente de las probables misiones, de la filosofía táctica de trabajo y de la cantidad de personal disponible.

Una unidad de intervención bien definida y designada como tal dispondrá de sus propias zonas de instrucción, almacenes para su equipo específico y armamento, dependencias de administración, gestión y recursos humanos y grupo operativo.

Según el tipo de misiones encomendadas, el mando y la autorización de las acciones puede depender del personal policial/militar o de políticos.

Independientemente de estas cuestiones el equipo o grupo debe disponer del siguiente personal designado, ya sea un grupo especializado, o un grupo de tiempo compartido.

* Jefe de Equipo o Grupo.

Este puesto será ocupado por el miembro más experimentado y caracterizado del equipo, con mayor cualificación profesional, siendo el responsable de tomar decisiones y dirigir al equipo durante la operación.

* Segundo Jefe.

Según la operación podemos prescindir de este puesto. Aun así será el responsable facilitar la acción de mando del Jefe, será el responsable de dirigir un subgrupo si es necesario para la misión y tomará el mando al Team leader. En cualquier caso, la figura del segundo comandante debe quedar establecido para la posible baja del primer comandante.

* Especialista en entradas con explosivos.

Esta figura está muy remarcada en lo grupos SWAT norteamericanos, no teniendo esta posición en grupos antiterroristas europeos, pues en estos últimos, la capacitación de todos los miembros de la unidad incluye un excelente entrenamiento en voladuras controladas. En todo caso, deberá definirse de antemano quién será el agente encargado de esta labor y la forma en que será ejecutada.

* Especialista en Negociación.

Esta misión cada vez resulta más importante en situaciones que hace años no requerían de diálogo, por ello conviene contar con personal operativo especializado en negociación con suicidas, individuos violentos y delincuentes profesionales, toda vez que podemos reducir daños si conseguimos su rendición y en el peor de los casos ganaremos tiempo para que llegue unpsicólogo especializado en negociación y crisis con rehenes o para adquirir información que resultará útil durante el asalto.

* Cobertura y apoyo francotirador.

Si el equipo funciona con dos binomios, lo normal es que unidades de apoyo protejan el perímetro, siendo recomendable que un quinto hombre controle la zona intermedia, es decir la resultante de sumar el área de asalto y la zona de seguridad. Esta función suele realizarse mediante la cobertura con fusil de precisión, que permite seleccionar y reconocer ‘el blanco con facilidad evitando disparos accidentales.

En zonas interiores, de baja luminosidad o edificios singulares, este hombre puede utilizar un cañón de luz para iluminar el camino al equipo de intervención y/o puede también proteger una posible vía de escape.

Si disponemos de equipo de 7 personas colocaríamos los dos restantes como observador y francotirador, dedicandolos como apoyo exclusivo del equipo de entrada.

La asignación anterior debe quedar clara, así como los ángulos de cobertura durante el acercamiento a la zona de trabajo y los movimiento de control sobre objetivos, pues en algunas ocasiones han resultado heridos agentes de policía durante raids debido a problemas de coordinación del trabajo y asignación de tareas.

Un sistema muy utilizado en algunos países consiste en añadir al equipo de entrada algún miembro policial envuelto directamente en la ínvestigación del caso, especialmente en materias consideradas estratégicas o vitales. De esta forma no resulta extraño observar como un especialista en armas químicas, nucleares o tóxicas acompaña al equipo de entrada en situaciones que hagan pensar en la utilización de estos elementos por parte de los sospechosos. En otras ocasiones es un agente infiltrado en los cárteles de la droga quien acompaña al grupo de asalto para identificar a un miembro destacado de la organización a quien solo él conoce.

De igual forma resulta interesante contar con personal femenino en las inmediaciones de la zona para apoyo a víctimas femeninas o cacheo en profundidad de sospechosas.

Otros especialistas que suelen intervenir en segundo término (y en situaciones extremas en primer lugar), son los especialistas en artificios explosivos, buceadores, equipos de especialistas en idiomas o técnicos de áreas concretas.

 

MOVIMIENTOS EN EL INTERIOR DE INMUEBLES

- Atención con el embudo fatal (la entrada) que existe en una puerta. El embudo fatal se produce esencialmente cuando está visible/silueteado en el marco de una puerta.

- Nos ceñiremos a la pared del lado opuesto de un pasillo mientras nos aproximemos a una puerta por la que se ha decidido entrar. Esta distancia hasta la puerta permite usar la técnica de "corte en tarta" o "media luna" para observar/dominar la habitación mientras nos movemos hacia la puerta y la cruzamos.

- Observar a través de la rendija de la puerta para obtener información sobre lo que hay dentro de la habitación.

- En principio se considera válida la regla operativa: "Hay blanco, dedo en el disparador; no hay blanco, el dedo fuera del disparador".

- Mantener siempre el arma a la altura de la línea ojo-blanco para poder disparar de forma inmediata.


- Hay casos en los que debemos bajar levemente el arma de la línea ojo-blanco, para poder observar mejor.

- "Detenerse, mirar, escuchar". Este principio se aplica a toda búsqueda, sea el lugar que sea, una casa, un bosque, etc.

- Movimientos seguros y controlados.

- Movimientos lentos, suaves y silenciosos.

- Moverse sólo lo suficientemente rápido como para poder disparar de forma efectiva en todo momento.

- Utilizar la estructura del edificio en nuestro favor y en contra del adversario.

- Cuando llegue el momento de entrar, nos moveremos de forma totalmente agresiva y lista para abrir fuego.

  • La seguridad al 100% no existe. Siempre tendremos un elemento de riesgo.

"Riesgos dispuestos a asumir,


riesgos a evitar".

 

- Mientras nos movemos, iremos privando de zonas al adversario. Al dominar un área con el arma, impedimos que se mueva hacia la misma.

- Al abrir las puertas con la mano de apoyo, el arma debe estar en la posición de retención.

- Al entrar a una habitación o a un pasillo con profundidad a ambos lados del punto de entrada, antes de entrar debemos hacer un chequeo a ambos lados de la puerta. Cuando realice el chequeo el arma debe estar en la posición de retención.

- Nos mantendremos preparados para usar la mano de protección para repeler un ataque o golpear a alguien escondido dentro del cuarto al que estamos entrando. normamente la gente que se esconde justo al otro lado tratará de atacar mientras cruzamos la puerta.

- Un golpe con la mano proporcionará el tiempo para intimidarlo o también disparar con precisión, si fuere necesario.

- La situación táctica determinará el área que se limpiará primero (por ej., si la puerta de un cuarto está abierta o cerrada).

- No existen normas inamovibles y adsolutas en la "Batalla en Áreas Cerradas" (CQB en inglés).

- La limpieza de casas/edificios es MUY difícil y arriesgada.

- Despacio, sin obstrucciones en el dedo del gatillo.

- Utilizando el arma con seguridad.

- "Detenerse, mirar, escuchar", "lo lento es suave, y lo suave es rápido".

- Vigilando siempre el ángulo opuesto.

- Negando al adversario el acceso a las áreas ya chequeadas.

- Molverse sólo con la rapidez en la que uno se sienta cómodo y pueda disparar eficazmente.

- Si durante el movimiento NO PODEMOS disparar eficaz e inmediatamente, estamos corriendo un riesgo muy elevado de ser baja.

 

LIMPIEZA DE ESCALERAS. Dos posibilidades

¿Es mejor hacer una limpieza subiendo las escaleras o bajando?

Limpieza escaleras arriba.

- Cuando hacemos una limpieza subiendo las escaleras, sólo hay que concentrase en la parte superior de las mismas mientras se sube. Podemos "ocupar" esa área con el arma mientras subimos.

- El arma debe estar en posición con la boca lista para disparar y apuntada a la parte superior de las escaleras.

- Hay que "sentir" los escalones con los pies mientras se asciende.

- Siempre al costado de las escaleras, no por el centro.

- No provocar roces de la espalda contra la pared de las escaleras mientras sube.

  • Debe subir las escaleras por el lado opuesto adonde la parte superior de la escalera gira alrededor. Haciendo esto puede obtener ángulo de tiro antes de romper el plano en la parte superior de las escaleras.

Limpieza escaleras abajo.

- Cuando la limpieza de las escaleras se realiza hacia abajo, una buena parte del cuerpo se ve expuesta escalón por escalón mientras se desciende. Exponiendo mucho del cuerpo incluso antes de que se pueda ver lo que está pisando al bajar.

- Arma en posición lista para disparar

- Hay que mover el cuerpo de tal forma (por ej., doblado, en cuclillas) que se pueda observar todos los recovecos posibles.

- Usaremos las escaleras para ocultar el movimiento. Por lo general esto es sólo posible en la primera mitad del tramo hacia abajo.

- Cuando se termina la capacidad para ocultarnos, giraremos el cuerpo hacia la parte inferior y atrás del siguiente tramo de las escaleras y, mientras, camina de espaldas o gira la cintura, controlando esa zona.

- Debemos dividir la atención entre entre el siguiente tramo de la escalera, y el que está situado al frente en la parte inferior de la escalera, en especial si hay cuartos con las puertas abiertas en esa dirección.

- Mientras se desciende, hay que mover la parte superior del cuerpo como la torre de un carro, hacia atrás y adelante, entre la parte inferior y el frente.

- Hay que "sentir" los escalones con los pies mientras nos movemos.

 

SISTEMAS DE TRABAJO EN EL ASALTO A INMUEBLES

 

Limpieza sistemática.

Será siempre el primer método a utilizar, salvo que seamos descubiertos o causas externas nos obliguen a actuar de forma inmediata.

Un equipo debe poder mantener aislado y contenido al enemigo principal en una zona concreta, mientras otro equipo despeja de forma sistemática el resto del edificio.

Todos los miembros del equipo se moverán de forma discreta y cuidadosa, comunicándose entre ellos de forma constante por señales manuales principalmente.

Deben estar dispuestos a pasar al método dinámico al momento. Como cuestiones básicas resaltaremos.

  • Armas automáticas y pistolas, con linternas.
    - Entrada con seguridad propia.
    - Avance lento, concienzudo y sistemático.
    - Movimientos cuidadosos y en silencio.
    - Daños propios mínimos.
    - Calma y cautela.
    - Atentos a las luces y sombras.
    - Comunicación constante.
    - Alto riesgo calculado.

Limpieza dinámica.

Este tipo de limpieza se caracteriza por un despliegue rápido y agresivo, donde la acción debe ser inmediata para acabar con una situación determinada. Es muy importante utilizar toda la velocidad posible aprovechando el choque psicológico y artificios de distracción.

La velocidad resulta crítica. Cuando un edificio lleno de gente se llena repentinamente de explosiones, humo y fogonazos, los que se encuentran dentro se asustan y desorientan durante un rato. La experiencia indica que la mayoría se arroja al suelo y se refugia en los rincones. A condición de actuar en ese momento de desconcierto, la mayoría sigue las simples y severas órdenes sin rechistar.

Moviéndose con rapidez, decisión y autoridad resulta muy difícil que alguien conserve la suficiente presencia de ánimo como para resistirse. Sin embargo, bastan unos segundos para perderlo todo. Cuanto más tiempo dispongan los de dentro para comprender lo que ocurre, más difícil resultará someterlos.

Utilizaremos constantemente comunicación verbal y vía radio. Si durante una operación de limpieza sistemática encontramos resistencia, inmediatamente pasaremos a una limpieza dinámica para el resto del edificio.

Como principios generales podemos resaltar.

- Profusión de armas automáticas y artificios.
- Sorpresa y agresividad.
- Movimientos rápidos.
- Búsqueda del shock del enemigo.
- Algunas bajas propias.
- Luz constante.
- Control rápido del objetivo.
- Mínima comunicación.
- Alto riesgo.

Limpieza por saturación.

Básicamente es una entrada dinámica pero con una gran cantidad de medios humanos. Esta técnica requiere un elevado nivel de control y enlace, ya que es relativamente fácil ser objetivo de "fuego amigo".

A modo ejemplo, un jefe de sección, puede utilizar su primer pelotón para avanzar rápidamente por el interior de una casa, recibiendo apoyo directo del segundo pelotón, y utilizando el tercero para asegurar los habitáculos que se vayan quedando atrás.

Igualmente puede utilizar sus pelotones por relevos. El primer pelotón toma posiciones, es rebasado por el segundo, mientras el tercero asegura los habitáculos dejados atrás. Y así continuar indefinidamente saltando un pelotón por delante del otro.

Sus características principales son.

- Armas cortas y largas, y artificios.
- Sorpresa, voces y agresividad.
- Mucho personal.
- Búsqueda prioritaria del control sobre el enemigo.
- Posibles bajas propias.
- Gran velocidad en la acción.
- Control rápido del objetivo.
- El primer grupo avanza mientras otros van asegurando las distintas zonas.
- Muy alto riesgo.

Articulo Escrito por Moquete, extraído de SGC