Registrate
Usuarios en Linea
Tenemos 37 invitados conectado(s)
Visitas
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy96
mod_vvisit_counterAyer81
mod_vvisit_counterEsta Semana96
mod_vvisit_counterEste Mes2469
mod_vvisit_counterTodos386824

Bienvenidos a la Web de Scorpios Airsoft Sevilla

Operación Hawkeye

 

Proximo Evento

 

Actualizado (Lunes, 11 de Marzo de 2013 15:02)

 

El Blocao V

 

La ametralladora en la puerta había sido mano de santo.

A la turba de chilabas que se lanzó, tras nuestra entrada hacia ella, y que casi la alcanzaba ya cuando montábamos el afuste, metíamos el cañón y la cinta de municiones, brillaban las balas nuevecitas, cobre y plomo a repartir entre la morisma, la hicimos pedazos con ráfagas cortas pero precisas que el Búho disparaba, apretando las mandíbulas tanto que por encima del tableteo podía oír sus dientes rechinando.

Diez o doce bultos pardos se quedaron muy cerca, otros se arrastraban hacia sus líneas, fuera del alcance de la segadora, otros retrocedían espantados al ver a sus compañeros caer abatidos, doblándose como una navaja con cada impacto.

Entonces fue cuando el teniente Gámez, nos demostró a todos, y sobretodo a su viejo sargento, que no era el cobarde que creíamos.

Actualizado (Martes, 14 de Abril de 2015 17:25)

Leer más...

 

El Blocao IV

 

El viejo y destartalado Renault cargado hasta los topes levanta una inmensa polvareda mientras recorre, a toda hostia, la pista de tierra y piedras que conduce hasta las líneas que defiende nuestro regimiento, directos al blocao “H” y los camaradas que nos aguardan.
La kábila se ha rebelado, sucede de cuando en cuando, un kaid insatisfecho o un fanático musulmán que llega predicando la guerra santa contra los infieles, o sea, nosotros.

Durante el trayecto desde Melilla habíamos visto partidas a caballo de harqueños, sin duda camino de una reunión donde decidir si atacaban, o no a los españoles. Los rifeños discuten mucho antes de decidirse a realizar una campaña, no nos temen, pero si el posible botín no les satisface, regresan a sus hogares y a la lealtad a España, si les conviene atacan con valor y saña, buscando sacar el mayor beneficio, además de ajustar cuentas con algunos españoles con los que guardan deudas de honor. Aquel capitán arrogante que violentó el hogar familiar, el teniente que se quiere tirar a la morita mientras el abuelo afila la gumia, y mil despropósitos y humillaciones más que soportan algunos de estos rifeños, de algunos de nuestros oficiales, suboficiales o soldados, que en la bajeza no hay más grado que el de los talones de cada cual.

 

Actualizado (Jueves, 07 de Marzo de 2013 10:22)

Leer más...